Infórmate

Nombres para temporada 2013

Decir “Tormenta #4, año 1979” puede ser un poco más difícil de recordar que Huracán David, por tal motivo desde 1953 se decidió empezar a utilizar nombres con el objetivo de evitar confusiones.

por Romina Vásquez / Luis F. Vidal

Para el año 1953 el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) decidió crear una lista de nombres para identificar las tormentas. Anteriormente se hacía por números, pero dicho método solía prestarse mucho a confusiones. Las listas se hacían de nombres femeninos únicamente hasta que en 1979 se empezaron a alternar entre masculinos y femeninos.

Actualmente, las listas de nombres son creadas en orden alfabético cada 6 años por la Organización Mundial de Meteorología (WMO). Si algunas de las tormentas causan catástrofes o llegan a ser Huracanes de Categoría 5 entonces sus nombres son retirados y no pueden volver a utilizarse, de lo contrario pasan a ser utilizados 6 años después.

Para esta temporada 2013 los nombres seleccionados son:

Andrea Barry Chantal
Dorian (Sin Usar) Erin (Sin Usar) Paula
Fernand (Sin Usar) Gabrielle (Sin Usar) Humberto (Sin Usar)
Ingrid (Sin Usar) Jerry (Sin Usar) Karen (Sin Usar)
Lorenzo (Sin Usar) Melissa (Sin Usar) Nestor (Sin Usar)
Olga (Sin Usar) Pablo (Sin Usar) Rebekah (Sin Usar)
Sebastien (Sin Usar) Tanya (Sin Usar) Van (Sin Usar)

Algunos nombres inolvidables

Varios nombres de ciclones y tormentas han pasado a la historia por dejar una estela de destrucción a su paso que marca indeleblemente las vidas de las personas afectadas.

En 1969 el huracán Camille azotó la costa del golfo de Estados Unidos con la impresionante fuerza de sus vientos sostenidos a 320km/h causando daños por US$1.42 billones de dólares (equivalentes a US$9.14 billones en 2005). En toda su trayectoria mató 259 personas e hirió a unas 8,931.

El ciclón más mortífero del que se tenga registros ocurrió el 12 de noviembre de 1970. El huracán Bhola atacó Bangladesh con vientos sostenidos de 185km/h, no fue el más potente de ese año pero aún así causó una cantidad de muertes indeterminadas. Se calcula que murieron entre 300,000 y 500,000 personas.

Gilbert fue un huracán categoría 5 que logró la presión barométrica más baja registrada hasta el momento: 888mb. Atravesó Jamaica, Gran Caimán, Yucatán y todo el territorio mexicano. Provocó 318 muertes y causó 5 billones de dólares en daños.

El ciclón de Bangladesh de 1991 ocasionó 138,000 muertes y dejó 10 millones sin hogar. Fue un categoría 5 con vientos a 250km/h y es el segundo huracán con más muertes en la historia.

En 1992 la Florida sufrió la peor catástrofe de su historia y por varios años más Estados Unidos mantuvo el recuerdo fresco de aquel fatídico 24 de agosto. Andrew fulminó la Florida con vientos de 266km/h devastando completamente todo a su paso, mayormente debido a la fragilidad de las viviendas veraniegas del estado, en donde nunca se había tomado en consideración el daño que causaría un huracán cuando hiciera acto de presencia. Causó la muerte de 39 personas y por varios años fue el huracán más costoso en la historia con daños que ascendieron a US$26.5 billones (US$40.7 billones en 2005).

Mitch hizo estragos en Honduras y Nicaragua el 29 de octubre de 1998. Fue un huracán categoría 5 con vientos de 290km/h. Se mantuvo por unos 5 días maltratando los territorios de Honduras y Nicaragua hasta que pasó a debilitarse al ir avanzando hacia Guatemala. Es el segundo huracán más mortífero de la historia atlántica con 18,000 muertes acreditadas.

El desastre natural más catastrófico de la historia de los Estados Unidos tuvo un nombre que por muchos años será recordado: Katrina. Atacó como un categoría 5 principalmente la ciudad de New Orleans, entrando de lleno con toda su furia de más de 280km/h. El desastre tuvo proporciones apocalípticas cuando producto de los aguaceros incesantes el lago Portchartrain que se encuentra represado sobre la ciudad rompió los diques en varias secciones y entró inundando hasta los techos prácticamente todo el lugar. Aún hasta la fecha los daños no han podido ser reparados en su totalidad y miles de familias se quedaron sin hogar. Katrina ocupa el primer lugar en cuanto a desastres naturales costosos con US$81.2 billones de dólares en daños.