Infórmate

¿Cómo prepararte?

Dependiendo de la categoría en que estén clasificados, hay ciclones que pueden resultar más dañinos que otros. La prevención, sin embargo, y saber qué hacer antes, durante y después, es primordial para evitar desastres.

por Romina Vásquez / Luis F. Vidal

¿Qué hacer ante un aviso de ciclón?

Toma en cuenta los siguientes consejos para saber qué acciones tomar ante el inminente paso de un ciclón:

  • Manténte pendiente de las informaciones que proporcionen las autoridades correspondientes, la Defensa Civil, La Comisión Nacional de Emergencias (COE) y La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), a través de los medios de comunicación y su sistema de alertas.
  • Infórmate del grado de peligro de la zona donde te encuentras y decide si es seguro quedarte en tu hogar o trasladarte a un refugio. Esto en caso de que las autoridades aseguren la llegada del huracán o tormenta tropical.
  • Notifícate sobre la existencia de un plan de emergencias en la comunidad donde resides, incluyendo los centros de refugio.
  • Corta ramas de árboles que podrían interferir con el cableado eléctrico.
  • Consigue un radio de pilas portátil, baterías, linternas, velas, fósforos, soga, alimentos enlatados, que no necesiten refrigeración ni cocción, así como agua potable para beber y bañarte.
  • Ten en la casa un botiquín de primeros auxilios para prevenir en caso de emergencias.

¿Cómo actuar durante la tempestad?

Cuando la tormenta ya haya entrado sigue las siguientes recomendaciones para tu mayor seguridad:

  • Permanece en la habitación más pequeña de la casa y que posea las paredes más fuertes. En caso de que te encuentres al aire libre, busca refugio bajo techo o en un lugar donde puedas protegerte, como una cuneta, alcantarilla y cúbrete la cabeza con los brazos.
  • Desconecta los sistemas de gas y electricidad de tu hogar para evitar incendios.
  • Presta atención a los elementos que pueden caerse o desprenderse durante el paso del huracán o tormenta.
  • No salgas por ningún motivo cuando el ojo del huracán pase. Recuerda que cuando esta parte del fenómeno pasa el momento de tranquilidad es precedido por más lluvias y vientos fuertes.
  • En todo momento mantén encendida la radio, para que te informes sobre la ruta del huracán y las zonas vulnerables.

¿Qué acciones tomar cuando todo haya pasado?

Una vez el ciclón ya haya hecho su paso es importante ser prudente, por tal motivo considera los siguientes puntos:

  • Ante todo conserva la calma si tu hogar ha sido afectado con graves daños o notas una destrucción considerable en los alrededores.
  • Revisa las estructuras de la vivienda y pide ayuda a las autoridades en caso de algún desperfecto.
  • Evita el contacto con cables y postes del tendido eléctrico que hayan sido derrumbados por los vientos del fenómeno.
  • No ingieras alimentos que hayan estado en contacto con las corrientes de ríos, ni agua de la llave. Hierve y clorifica estos elementos.
  • No salgas a la calle, ni visites zonas de desastre. Podrías salir afectado y atrasarías las labores de las autoridades de rescate.
  • Si tu casa fue evacuada, no regreses sin la autorización de las autoridades. Tu vida es más importante que cualquier bien material.
  • No trates de atravesar a pies o en vehículos, los cauces o corrientes de los ríos, ya que puedes ser arrastrado por las aguas.

Es muy importante que tengas en cuenta que las Tormentas Tropicales pueden ser tan peligrosas como un huracán y no deben ser tomadas a la ligera. Como ejemplo número uno podemos citar la experiencia ocurrida con Noel el pasado 28 de octubre de 2007, cuando por cuatro días consecutivos todo el país estuvo bajo torrenciales aguaceros que no paraban ni por un segundo, situación que originó el desbordamiento de todos los ríos del país, inclusive desbordando cauces que ya permanecían secos por varios años, esto ocasionó la muerte de un número indeterminado de vidas, además, las presas rebasaron el límite de capacidad soportado y al ser desagüadas para evitar una catástrofe mayor también ocasionaron la muerte de varias personas que se encontraban ubicadas en la ruta de las aguas.

Nunca desestimar el poder de una Tormenta Tropical puede efectivamente salvar muchas vidas.